Análisis de Pharaoh Rebirth+

 

Creo que estoy pasando por una fase peculiar justo ahora en esto de los videojuegos. Y es que me han entrado unas ganas locas de atacar de manera beligerante a mi biblioteca de Steam y pasarme todos los juegos de plataformas en 2D que tengo allí. Una decisión un tanto extraña, pero es de las maneras poco ortodoxas que tengo para seguir motivado y jugar a cosas, ya que conociéndome, si no lo hiciere así es muy probable que gastaría el poco tiempo que me puedo dar el lujo de perder en ver con cara de idiota, con la mirada perdida, mi librería de juegos virtuales. Teniendo pensamientos aleatorios sin estructura como ocurre en el Ulises de James Joyce. Pensar en el vacío existencial, en Trump, en Kim Jong Un, en Dennis Rodman, lo inevitable de la muerte, en esa chica pelirroja de buen ver qué pasa a veces por el frente de tu casa. etc.

 

Y mira que me ha resultado medianamente bien esta táctica. He hecho un poco de revisionismo histórico del genero jugando al LIMBO y al Super Meat Boy, También he probado lo que está en la cresta de la ola últimamente (o en la cresta de la montaña, en este caso). Y hasta para probar cosas interesantes que en otras circunstancias ni hubiese sabido que existían.

 

 

En este último renglón cae el Pharaoh Rebirth+, Un juego indie japonés de plataformas en 2D poco conocido, el cual siguiendo la estela de juegos japoneses similares como el Cave Story, La Mulana e incluso con una visible influencia del seminal Castlevania: Symphony of the Night, provee una propuesta interesante y que, primeramente captó mi atención por ese pixel-art tan chulo que se gasta el condenado. Con un estilo artístico que hace rememorar los grandes títulos del género en las pasadas generaciones de los 16 bits y 32 bits. Y que si vienes de aquellas épocas, te vas a sentir como en casa con este.

 

 

PR+ es un plataformas en 2D que hace uso de una estructura de niveles no lineal similar a la de los Metroidvanias con los que doy tanto la turra todos los putos días por acá. La diferencia es que dicha estructura es mucho más libre y menos enrevesada de lo que podríamos esperar de títulos más hardcore del sub-género en cuestión. No es un gran mapa del tamaño de Siberia en donde dar vueltas millones de veces hasta que encuentras el minúsculo tile que hay que bombardear para seguir avanzando. PR+ huye de este tipo de problemas teniendo unos niveles bastante sencillos y legibles, con la suficiente interconexión entre salas para explorar libremente sin la necesidad de tener esa sensación de agobio por elegir una ruta sobre otra. Esto último lo hace muy bien gracias al formato episódico que tienen los niveles, todos ellos auto conclusivos y de una dificultad que va creciendo en cada nuevo episodio. Como buen Metroidvania que se precie iremos descubriendo varios Upgrades que nos ayudaran a seguir avanzando por dichos capítulos e incluso el poder volver a jugar niveles anteriores para conseguir rutas inaccesibles en la primera vuelta.

 

 

Los arqueólogos usualmente no la tienen fácil en esto de los videojuegos; De hecho creo que no existe ningún juego en donde hagas las cosas aburridas que asociamos a su modus-vivendi como dar clases en un salón con tres personas o excavando el suelo a pleno sol para conseguir la basura de la gente de hace miles de años. En nuestro mundillo casi todos son representados como el buscador de tesoros y de aventuras fantásticas. Valerosos y sardónicos a partes iguales, como buenos hijos de Indiana Jones. El Doctor Jonathan Banfield cae dentro de esta descripción al dedillo. Un arqueólogo con un ímpetu inversamente proporcional a su competencia, que se enfrasca en una aventura para recolectar unas reliquias sagradas necesarias para revertir una maldición que lo ha convertido en una suerte de conejo antropomórfico y volver a su forma humana. La historia en PR+ es una bastante ligera y cómica, con las sorpresas adecuadas y con algunos personajes peculiares en el camino: Tienes al típico Nerd que se comunica contigo muy al estilo del famoso CODEC de Metal Gear Solid, dándote un briefing de la situación o de plano contándote chistes de dudosa calidad. También hacen presencia rivales a los que le vas agarrando cariño como al Doctor Andre, una tortuga humana y rival a muerte de Jonathan sumamente competitivo e incluso más tarado que nuestro Doctor Conejo.

 

 

Los controles son bastante responsivos y los movimientos de Jonathan son lo suficientemente diversos y ofensivos de lo que pudieres esperar de un conejo, desde usar sus orejas en una suerte de látigo como arma principal, o de planear con ellas en el aire por un corto periodo de tiempo. También hay armas secundarias (algunas más utilitarias que otras) que son especiales contra los jefes de cada nivel, su acertada elección hacen que dichas batallas sean menos problemáticas de lo que deberían de ser.

 

 

Hay cosas en PR+ que chirrían un poco. Como sentir que los movimientos de Jonathan y sus armas están un poco overpowered en contraposición de las habilidades y tipos de enemigos que te vas consiguiendo, pero sin dudas, el principal problema que le vi, es la puta necesidad de interrumpirte cada dos pantallas con llamadas y cinemáticas que en algunos casos, su contenido dan pena ajena. Rompen descaradamente el ritmo del juego y es algo con lo que lastimosamente debemos de poner de nuestra parte para sobrellevarlas como mejor se pueda, al final te acostumbras a esas interrupciones y gracias a Dios, hay una opción para saltarte todas las que puedas (algo que recomiendo encarecidamente). Y pues es una estructura de guion muy japonesa de irte contando el más mínimo puto detalle superfluo, como por ejemplo, las insufribles referencia a la casta familiar de cada personaje que te puedas encontrar para darte esa falsa sensación de profundidad que por lo menos en mi caso, no me trago a estas alturas de la vida.

 

 

De resto PR+ es un juego bien hecho, un plataformas en 2D con un sabor Old School que te hace pensar a veces que estás jugando a algo salido directamente de la SNES o la Saturn. Y que provee mucha diversión si lo que buscas algo directo y sin complicaciones del género, de muy buen ver si te hace tilín el pixel art y que con su humor peculiar y sus personajes entrañables, te harán pasar un rato agradable si sabes muy bien a lo que vas. <7/10>

 

 

 

Deja un comentario

6 Comentarios en "Análisis de Pharaoh Rebirth+"

  Subscribe  
Notificación de:
Geno
Admin

Me ha llamado la atención lo de la división por capítulos. Por lo que dices es una idea que funciona bastante bien, ¿no?

Chocodrop
Admin

Mira que es bonito el juego pero lo que dices sobre las interrupciones fue lo que me sacó el día que lo quise jugar. Y digo quise porque tenía 20 minutos para verlo y no llegué a ver nada, sólo textos del nerd y otro. Pero es bonito el condenado.

Petete
Admin

Cómpramelo choco, que tengo a Steam donde quiero, en menos de 400$

Latest Comments

  • Ayaxsoul
    En Análisis Crimzon Clover: World Ignition.
    Ayaxsoul dice:
    La mayoría de los Shmup's bien diseñados tienen una marca visible para identificar el hitbox de tu...
  • Petete
    En Análisis Crimzon Clover: World Ignition.
    Petete dice:
    Por desgracia soy absolutamente incapaz de jugar a los bullet hell, se como moverme, disparar y reac...
  • Ayaxsoul
    En Análisis Crimzon Clover: World Ignition.
    Ayaxsoul dice:
    Me convenciste, ya le pongo 9 yo también. xD...
  • Chocodrop
    En Análisis Crimzon Clover: World Ignition.
    Chocodrop dice:
    Con la coña igual es de lo mejorcito que hay en Steam en este género. No sabía, aunque suponía, ...
  • Chocodrop
    En Zodiaco Jugón, Julio 2018
    Chocodrop dice:
    Eso del Runescape que es? se sube de nivel?...
Yes No